Prendelo sin combustible...

Pues resulta que cuando en casa hacian carne asada a la parrilla (por lo regular los fines de semana) veia como mi Pa comenzaba el "ritual" de encender el carbon a partir de hojas de papel periódico y un poco de aceite, de ese mismo que se utiliza en la cocina, hacia bola el papel periódico y lo untaba de aceite, una vez que terminaba dos bolas de papel periódico las colocaba en la parrilla y enseguida ponía el carbon al rededor de las bolitas de papel periódico hasta formar una especie de "casita" y entonces prendía fuego a las bolitas de papel periódico. Recuerdo ver como el papel periódico se mantenía encendido y asi el carbon también comenzaba a ponerse al rojo vivo!.

Mi Pa decia que era la mejor manera de encender el carbon y sin agregarle olores desagradables a la comida, mas que el olor del carbon mismo. Algunos años han pasado y yo en lo personal sigo utilizando ese mismo método de las bolas de papel periódico con aceite de cocina. En la actualidad veo como hay gente que utiliza combustibles para iniciar el fuego en sus asadores (productos que han sido creados precisamente para eso, no cualquier combustible) y la verdad creo que pierden su tiempo y consumen mas carbon, aun he visto gente que sigue utilizando el "ocote" para iniciar el fuego.

Bueno asi fue como descubri esta técnica y el método asi me lo platico mi Pa... Y a ustedes, que método les sigue funcionando!??

2 comments:

  1. Yo recuerdo a mi mama cuando encendia el bracero, ella utilizaba varitas muy delgaditas, periodico y le soplaba con un carton que momentos no se me olvidan, yo no recuerdo haber encendido el brasero pero me facinaba lo que hacia de comer carnita asada, pescados envueltos en hojas de tamal, las pps al carbon bueno muvha comida sin dyda para aprobechar el fuego me haz hecho recordar y ya se me natojo comer ;) saludos buen post y espero que no sea el unico exitos y aqui presente.

    ReplyDelete
  2. Debo decir que el método que explica mi hijo, se lo aprendí a la mamá de uno de mis grandes amigos y que se convirtió en el padrino de Gizéh Kefrén, mi primer hijo; la señora se llamaba Socorro Posadas Pedroza, una mujer e la cual tengo excelentes y muy sentidos recuerdos. El método que utilizaba mi madre Beatriz Arias Ramos era la extensión de las hornillas en donde elaboraba los alimentos, porque si se requería prender carbón, bastaba con tomar con unas cucharas de peltre algunas brasas de las hornillas que se alimentaban con leña, echar sobre ellas el carbón y airearlas persistentemente con un sombrero o con un pedazo de cartón resistente hasta que los carbones, contagiados por las brasas iban adquiriendo el mismo color y calor de éstas, el cual se mantenía esparciendo un poco de sal sobre las mismas. Recuerdos de mi infancia en Nayarit. El primer método sin duda es el más efectivo ahora que nos hemos urbanizado y no cocinamos con leña. Bueno y malo, ¡Verdad? Te abrazo hijo, junto con tu amada familia.

    ReplyDelete